martes, 1 de diciembre de 2020

Paraíso Humedal

 

Soy del barrio infinito; busco y busco,

sin parar, en cada recodo de la realidad;

paro con una banda verde-fúngica-alada,

felina y perruna, con el Sol y con la Luna;

tirando versos en la bruma, amanecer islero-

invernal, reunión de almas sobre la laguna,

me encomiendo a la divinidad; serán días

para no olvidar: amigos, fuego, aves y escuchar

la melodía; prístina hierba, humedecida

por el rocío, caricias de brisa y de río;

te alentaré siempre hasta el final,

para que tus sueños puedas realizar;

te sigo siempre adónde vas,

sos beatitud, mi néctar preferido;

y yo te quiero, sos mi pasión,

pisar tus playas, calma es Humedal;

y arenguemos, vamos a ser campeones

cuando nos libremos de la matriz

y si ganamos y si perdemos, igualmente seguiremos;

¿podremos mantener la templanza?,

¿podremos colorear la alabanza?,

como un arco iris, desde la garganta,

pintado por el sonido de las palabras,

intencionando un mañana de abundancia;

preparando el terreno para

que los elementales se acerquen

a jugar y ayudar, el amor como fin,

yendo y viniendo como un rayo

en laberinto de espejos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pan y circo

Paraíso y curupí, dos amigos del jardín; malvón, vos sabés que, sos flor de mi predilección; brugmansia de flores blancas, sombr...